Ayer recibí una llamada del grupo GDT, digo recií porque me llamaron y no pude coger el teléfono, vi un número desconocido, llamé y una voz me informó que era GDT.

Todas mis ilusiones y esperanzas empezaron a brincar, a lo mejor me habían llamado por el cv que les envié por email hace unos días.

Hoy por fin he conseguido hablar con ellos, y no me querían para nada de eso, sino porque hace 3 meses me apunté a un curso de formación continua para ser experta en e-learning.

Me he sentido decepcionada, aunque aun asi estoy muy contenta de que me den el curso, es gratuito y además en un ámbito que ahora está muy demandado.

Ya que no encuentro curro de lo mío me seguiré formando, algún día tiene que sonar la campana... ¿no?

Y mientras un despreocupado felino duerme a mi lado, lo único que hago es peguntarme en qué coño pensaré este bello animal ¿qué cosas le preocupan a los gatos?

Un saludo