Pues el otro día quedé con una de mi ex compañeras de ong porque una de las voluntarias (una inglesa que ha estado unas prácticas que es super maja) se iba (se le acabó la beca) asi que alli estábamos las dos voluntarias, la trabajadora en activo y yo. Pasamos un rato muy agradable y al final las dos voluntarias se fueron a comprar unas cosas y mi ex compi y yo nos fuimos a tomar un helado. Mientras lo churrepeteábamos estuvimos conversando y me contó que la compi que faltaba no estaba trabajando ya. Parece ser que le ofrecieron trabajar en negro y ella dijo que no, entonces le propusieron darle de alta pero que ella se pagase los seguros sociales, ella dijo que de acuerdo, pero como su sueldo se reducía que trabajaría menos horas y le han dicho que por ahora no vuelva.

Lo cachondo del tema es que se lo dijeron de un día para otro y ahora anda buscando curro y no sabe si va a volver a saber algo de la directiva de la ONG. Me jode lo que le han hecho, es una guarrería como una catedral, porque es una gran trabajadora y porque al final se va y le deben dinero.

De las cuatro que entramos sólo queda una y siento como si se hubieran cargado algo maravilloso. La química que hubo entre las trabajadoras fue increible y trabajamos como mulas de carga. La verdad es que fueron buenos tiempos, con mucho trabajo pero moló, sobretodo por la gente, pero fue un caminito complicado.