Ains si fuese legal la poligamia, me casaría con Charlie Simpson (sí el de Fightstar, el castaño de paletas separadas, mi sueño húmedo desde hace años) y con Jamie Oliver. Son mis ingleses preferidos junto al madurito del "Discurso del Rey" el Sr Collinf Firth.

Jamie Oliver es un cocinero que mi padre odia (¿más atractivo por eso?) Mi padre le odia porque es muy guarro cocinando, no es un Arguiñano cuidadoso y escrupuloso, es un inglés sucio, que en sus programas se pringa los dedos untando una bandeja, exprime limones con sus manos, mete el dedo en la comida para ver si está rico... Es el hombre de mi vida, dime cómo cocinas y te diré como prácticas sexo (me lo acabo de inventar) Jamie seguro que no le importa mancharse, y tiene pinta de que le gusta comer, cocina bien y encima sale en la tele con lo cual tendrá pasta ¿qué más puedo pedir?

Charlie me cantará al oido, me susurrará palabras hermosas mientras tengo a Jamie haciéndome pastelitos en la cocina o quizás cuando desee emular ardientes escenas del "Cartero Siempre Llama Dos Veces"

Ains ¿dónde se escondieron los ingleses guapos cuando estuve en Liverpool?