Mañana voy a comer con mi abuelita, que está de visita. La verdad es que me siento super descastada con mi familia, porque siempre he vivido lejos. Para mi es complicado o se me hace raro ir a comer con mi abuela porque nunca lo he hecho, no los he tenido cerca. Eso hace que se me caiga la cara de verguenza porque mi abuela lleva 10 días aqui y aun no me he acercado a casa de mi tia a ver qué tal está.

Suena horrible ahora que lo releo, pero creo que la parte positiva es que me llevo mucho mejor con mi familia de un tiempo a esta parte y me da pena no haber llegado a solucionar ciertos temas con mi abuelo antes de que se mueriese y con mi abuela antes de que una demencia impidiera que pudiera hablar con ella.

El gran problema del ser humano es que tiene la percepción de que "ya habrá tiempo" Todo se puede postergar pero ¿qué pasa cuando nos perdemos cosas por no hacerlas cuando debíamos? Yo perdí mi oportunidad para aclarar ciertas cosas que habían enfriado mi relación con mi abuelo y con mi abuela y dejé pasar ocasiones para verles porque "estaba muy ocupada" "muy cansada" o lo que sea, pero lo importante es que perdí mi oportunidad de estar con mi familia. Ese error lo he cometido demasiadas veces y aunque la cabra tira al monte, estoy intentando subsanarlo en la medida de lo posible.

Vivid el momento porque nunca se sabe qué va a pasar.