No eres tú, es mi mierda interior.

Ojalá pudiera decir lo que siento sin palabras, verbalizar, a veces es tan difícil. Ojalá dar significado a miradas y a caricias, ojalar chillar con besos y llorar con abrazos.